Oración al Divino y Justo Juez

divinoyjustojuez

Oración al Divino y justo Juez

Al Divino y Justo Juez

ORACIÓN AL DIVINO Y JUSTO JUEZ

Divino y Justo Juez de vivos y muertos, eterno Sol de Justicia, encarnado en el Casto Vientre de la Virgen María, por la salud del linaje humano, Justo Juez, Creador del Cielo y de la Tierra y muerto en la Cruz por mi amor.
Tú que fuiste envuelto en un sudario y puesto en un sepulcro del que al tercer día resucitaste vencedor de la muerte y del Infierno.
Justo y Divino Juez oye mis súplicas, atiende a mis ruegos, escucha mis peticiones y dales favorable Despacho.
Tu Voz imperiosa serenaba las tempestades, sanaba a los enfermos y resucitaba a los muertos como a Lázaro y al hijo de la viuda de Naim.
El imperio de tu Voz ponía en fuga a los demonios, haciéndolos salir de los cuerpos de los poseídos, y dio vista a los ciegos, habla a los mudos, oído a los sordos y perdón a los pecadores, como a la Magdalena y al paralítico de la piscina.
Tú te hiciste invisible a tus enemigos, a tu Voz retrocedieron cayendo por tierra en el Huerto, los que fueron a aprisionarte y cuando expirabas en la Cruz, a tu poderosa Voz se estremecieron los orbes…Tú abriste las cárceles a Pedro y le sacaste de ellas sin ser visto por la guardia de Herodes. Tú salvaste a Dimas y perdonaste a la adúltera.
Suplícote, Justo Juez, me libres de todos mis enemigos, visibles e invisibles: La Sábana Santa en que fuiste envuelto me cubra, tu sagrada Sombra me esconda, el velo que cubrió tus Ojos ciegue a los que me persigan y los que me deseen mal, ojos tengan y no me vean, pies tengan y no me alcancen, manos tengan y no me tienten, oídos y no me oigan, lengua tengan y no me acusen y sus labios enmudezcan en los tribunales, cuando intenten perjudicarme.
¡OH Jesucristo!, Justo y Divino Juez, Favoréceme en toda clase de angustias y aflicciones, lances y compromisos y haz que al invocarte y aclamar al imperio de tu poderosa y Santa Voz llamándote en mi auxilio, las prisiones se abran las cadenas y los lazos se rompan, los grillos y las rejas se quiebren, los cuchillos se doblen y toda arma que sea en mi contra se embote e inutilice.
Ni los caballos me alcancen, ni los espías me miren, ni me encuentren.
Tu Sangre me bañe, tu Manto me cubra, tu Mano me bendiga, tu Poder me oculte, tu Cruz me defienda y sea mi escudo en la vida y en la hora de mi muerte.

(Agregar petición si lo desea y dar gracia)


¡OH Justo Juez, Hijo del Eterno Padre, que con Él y con el Espíritu Santo eres un solo Dios Verdadero! ¡OH Verbo Divino hecho hombre! Yo te suplico me cubras con el manto de la Santísima Trinidad para que libre de todos los peligros: glorifique tu santo nombre. Amén.

Divino y Justo Juez de infinita Misericordia, por medio del Inmaculado Corazón de María, acompáñame en mis viajes, líbrame de todo peligro o accidente, defiéndeme de mis enemigos y socórreme en mis necesidades. Amén

PARA HACER MAS EFECTIVA ESTA ORACION DEBEMOS CONTINUAR Y FINALIZAR CON LAS DOS ORACIONES SIGUIENTES.

LA MAGNIFICA


Glorifica mi alma al Señor. Y mi espíritu se llena de gozo al contemplar la bondad de Dios mi salvador. Porque ha puesto la mirada en esta humilde sierva suya, y ved aquí el motivo por que me tendrán por dichosa y feliz todas las generaciones. Pues hizo en mi favor cosas grandes y maravillosas, Él que es, Todopoderoso y su nombre infinitamente santo. Cuya misericordia se extiende de generación en generación a todos cuantos le temen. Extendió el Brazo de su Poder, disipó el orgullo de los soberbios, trastornando sus designios, desposeyó a los poderosos y elevó a los humildes. A los necesitados llenó de bienes y a los ricos los dejó sin cosa alguna. Exaltó a Israel su siervo acordándose de él por su gran Misericordia y bondad, así como lo había prometido a nuestros padres, Abraham y a toda su descendencia por los siglos de los siglos, Amén

ORACION A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

arcangelsanmiguel


San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, se nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio, que Dios manifieste sobre el su Poder es nuestra humilde suplica, y tu Príncipe de la Milicia Celestial, por el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Fuente: apostolesdelamisericordia.org

Ir a: Oracion al Juez Justo

IR A: Oración al Juzto Juez para la Mujer

Ir a: Gloriosisimo Arcángel San Miguel

 

Volver a: Oraciones

 

 

 

Todos los Derechos Reservados - Portal de Brujos - 2010